El sistema que nos controla nos impide saldar nuestras deudas y nos hace ser morosos de por vida


Por Karatbars Exito desde Casa

El dinero o no tener suficiente dinero no es un problema de los que menos tienen; aquellos que tienen mucho también viven pendientes de cómo obtener más. ¿Es el dinero fuente de felicidad? ¿Hay acaso una cantidad que pueda decirse que es suficiente?

Vivimos inmersos en un sistema monetario global, todos sujetos a las mismas reglas. Este sistema nos sugiere sutilmente que el dinero es más importante que la humanidad, que la naturaleza, que Dios o que el espíritu… el dinero hoy en día, para todos nosotros, es el fin, no un simple medio. En esta idea básica se basa la vida de casi todos los seres humanos sobre la tierra.

Pero pocos nos preguntamos qué es el dinero, de dónde viene, cómo se crea y cómo se controla. Si las personas lograran responder todas estas preguntas se darían cuenta de cómo es que a través de un sistema artificial y perverso nos han hecho esclavos del dinero, han alterado nuestra percepción de la realidad y nuestro propósito como seres humanos haciéndonos creer que debemos correr tras él toda nuestra vida, acumulando y acumulando para estar seguros…

Se dice a menudo que el mundo gira alrededor del dinero y que el dinero nos facilita la vida, pero la realidad es que el dinero tal y como es concebido nos dificulta la existencia. El dinero es aquello que utilizamos para el comercio, para intercambiar bienes y servicio indispensables, de modo tal que el dinero controla nuestras vidas, así que quien controla el dinero nos controla a nosotros…

Y este es un mal sistémico, inherente a la naturaleza depredadora y competitiva del sistema diseñado. Se parece al juego de las sillas y la música, de antemano se sabe que no habrá sillas suficientes para que todos los participantes se sienten al terminar la canción.

El hecho de que siempre habrá una porción de la sociedad que no podrá pagar sus deudas y por ende perderá sus bienes y quedará en bancarrota, nos enseña una propiedad fundamental de este sistema monetario/económico: dentro de él la pobreza es endémica, nunca podrá erradicarse.

Así que no importa cuantas fundaciones u ONGs sin fines de lucro se dediquen a recolectar dinero para acabar con la pobreza, no importa cuanta limosna usted entregue en su iglesia,… dentro de este sistema, el dinero que se junta para ayudar a algunos será dinero que le faltará a otros para saldar sus deudas.

Los seres humanos no somos conscientes de esta condición de iniquidad perpetua, pero de algún modo la percibimos a niveles subconscientes. Quizá sea porque la cruda realidad cotidiana que nuestra mente consciente se niega a mirar de frente y reconocer sea un hecho irrefutable para nuestra mente inconsciente, o quizá sea porque sencillamente la intuimos.

El hecho es que esta suerte de certidumbre inconsciente nos conduce indefectiblemente a vivir dominados por el miedo. Si lo piensa unos minutos se dará cuenta que el miedo es otro de los rasgos distintivos de este sistema; surge directamente como consecuencia de esta condición de insuficiencia y escasez del dinero. El miedo a no tener suficiente en el futuro para saldar nuestras deudas y, por ende, para al menos subsistir en este mundo, nos conduce inevitablemente a una búsqueda frenética por acumular dinero con el fin de sentirnos seguros… pero cada valor acumulado por unos es un valor que le faltará a otros para lograr aunque sea esa mínima y limitada subsistencia.

¿Qué nos mantiene esclavos de esta colosal fábrica de pobreza y miseria? ¿Qué nos obliga a permanecer atados a una forma de vida destructiva, que nos fragmenta y divide como humanidad?

Después de esta breve alocución la respuesta a estas preguntas parece emerger con claridad: el sistema ha perdurado en el tiempo porque nuestra ignorancia lo sostiene,… imaginemos por un segundo que pasaría si la gente fuera consciente de todo este conocimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s